domingo, 8 de marzo de 2009

AVE MARÍA CON LA JACULATORIA DE LA LLAMA DE AMOR

La Santísima Virgen le dice a Isabel " A la oración con que me honran, el Ave María, incluyan esta petición, de la manera siguiente:

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita tú entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tú vientre Jesús.
Santa María, Madre de Dios ruega por nosotros pecadores y DERRAMA EL EFECTO DE GRACIA DE TU LLAMA DE AMOR SOBRE TODA LA HUMANIDAD, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

A la pregunta que le hace el Obispo de Hungría a Isabel: Por qué rezar la antíquisima "Ave María" de un modo cambiado?

Le contestó el Señor a Isabel: Exclusivamente por las súplicas eficaces de la Santísima Virgen María, la Santísima Trinidad concedió la efusión de la llama de amor. Por ella piden ustedes en la oración con que saludan a mi Madre: derrama el efecto de gracia de tu llama de amor sobre toda la humanidad, para que bajo su efecto se convierta la humanidad.

La Santísima Virgen: No quiero cambiar la oración con que me honran (Ave María) sino que quiero sacudir con esta súplica a la humanidad. Esta no es una fórmula de oración, debe ser una súplica constante

1 comentario:

  1. yo rezo los jueves el rosario con las avemarías de este modo agregándole la jaculatoria de la llama del amor para tener alejado al demonio de nuestras vidas

    ResponderEliminar