sábado, 28 de mayo de 2016

Sobre la Llama de Amor

“Desde que el Verbo de Dios se hizo carne, no he emprendido yo un movimiento más grande que este, de la Llama de Amor de mi Corazón que llegue hacia Ustedes. Mi Llama de Amor cegará a Satanás en la misma medida en que Ustedes la propaguen en el mundo entero.” – Virgen María, El Diario Espiritual de la Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María
Estimado hermano, hermana, padres de familia, la Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María, es un instrumento y una invitación que Nuestra Madre y Señora, La Virgen María, nos hace para que tomemos parte con ella en el combate espiritual contra los enemigos de nuestra salvación.
La existencia del enemigo de nuestra salvación
El Mensaje de la Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María viene a poner en evidencia una de las verdades de Fe que ha sido opacada por la visión racionalista y materialista que ha invadido el mundo moderno: la existencia del demonio y del mundo de las tinieblas.
Hoy no se cree en la existencia del demonio. En ciertos ambientes se rechaza con soberbia y con burla toda la enseñanza tradicional que la Iglesia, apoyada en la Palabra de Dios, nos ha dado sobre el mundo de los Espíritus Malignos y la condenación eterna. El infierno es considerado un mito creado por los hombres. La Palabra de Dios es interpretada de manera alegórica y se habla de que el “infierno es esta tierra”, que más allá de la muerte no hay infierno ni condenación eterna. La Virgen María sale al paso de esta herejía, poniendo en claro que es una verdad de Fe divina y católica, revelada por Dios en las Sagradas Escrituras.
El demonio quiere reinar en las familias para destruir la Iglesia
María explica que el demonio está lanzando contra la Iglesia un ataque frontal para llevar a la condenación eterna al mayor número posible de seres humanos. Ese ataque se concentra especialmente contra las familias.
Para impedir el triunfo de Satanás, María Santísima proclama que ha obtenido del Padre Celestial una Gracia especialísima: el efecto de Gracia de la Llama de Amor de su Inmaculado Corazón. La luz de esta llama tiene el poder de “cegar los ojos de Satanás” y de impedirle actuar. Esa llama de amor es “su Hijo Jesucristo”.
A través del Diario Espiritual de la Llama de Amor la Virgen María nos explica el proceso que es necesario poner en práctica para que el poder que Satanás ha adquirido sobre el mundo moderno se destruya, y las familias recuperen su identidad cristiana. Es un llamado urgentísimo que María nos hace hoy a todos sus hijos.
http://fundacioncorpuschristi.org/

miércoles, 25 de mayo de 2016

El diario escrito y el diario vivido

Por: Padre Sergio Hernández Ochomogo - Febrero 28, 2016

Mis queridos hermanos. ¡Feliz Día del Señor! El pasado jueves 25 de febrero recibíamos la enseñanza de las “horas de reparación”. Adoración y reparación son dos términos que con frecuencia encontramos íntimamente relacionados en el Diario Espiritual. Tanto Jesús como María Santísima educan a Isabel Kindelmann en estas dos actitudes del alma: Adorar y reparar.
Podemos decir que tenemos dos Diarios Espirituales de Isabel Kindelmann: El Diario escrito y el Diario vivido. El escrito es aquel que ella fue pacientemente escribiendo con la pluma y el vivido es el que Dios fue escribiendo en su alma y se trasparenta en sus pensamientos y en su conducta. Debemos leer esos dos Diarios al mismo tiempo para comprender mejor el Mensaje de la Llama de Amor.

En realidad no se trata de “momentos u horas de adoración y reparación”. Se trata de que toda la vida, minuto tras minuto, Isabel es llevada a vivir en adoración y reparación.

Es el fruto que Dios nos pide también a nosotros de la lectura del Diario Espiritual. Si leemos con atención los escritos de Isabel vemos que ella vive en una continua conversación interior con Jesús y María. Todo el tiempo está hablando en su corazón con ellos. Su oración no es “de momentos” sino que es “continua”, “permanente”. A esa actitud de constante “oración adorante y reparadora” nos lleva la Devoción a la Llama de Amor.
El mensaje bien asimilado debe desembocar en una vida de íntima conversación interior con ese Dios vivo que habita en nuestras almas. En realidad a eso nos lleva la misma palabra de Dios, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. De hecho todos los grandes maestros de la vida espiritual nos llevan en sus enseñanzas a vivir íntimamente unidos al Dios vivo que nos habita. Innumerables son los santos canonizados y no canonizados que han llevado una vida de contemplación en la acción. Y eso mismo es la intención de Jesús y María para los que acogen la gracia de la Llama de Amor.
El Santuario Familiar que pide la Virgen María se va convirtiendo en una “escuela” en la que todos aprendamos desde niños a vivir en unión íntima con el Dios vivo. Donde abunda el pecado sobreabunda la Gracia, nos dice San Pablo. Si las familias están “destrozadas” (pág. 118 Diario Espiritual Llama de Amor) por haberse apartado de Dios, en estos últimos tiempos el Señor está dando gracias extraordinarias a quienes están dispuestos a aceptarlas. Los padres de familia deben ser los primeros en solicitar esas gracias para que su hogar se convierta en esa “escuela” de vida espiritual.
En el Mensaje de la Llama de Amor lo que Jesús y María pretenden no es simplemente que “recemos oraciones”, “que vayamos a misa”, “que hagamos innumerables actos de piedad” etc. etc. sino que vivamos lo que el Señor expresa en esa bella oración que Él mismo nos dio:

“Que nuestros pies vayan juntos, que nuestras manos recojan unidas, que nuestros corazones latan al unísono, que nuestro interior sienta lo mismo, que el pensamiento de nuestras mentes sea uno, que nuestros oídos escuchen juntos el silencio, que nuestras miradas se compenetren profundamente fundiéndose la una en la otra, y que nuestros labios supliquen juntos al Eterno Padre para alcanzar misericordia para toda la humanidad”.

Podríamos decir que esta oración sintetiza todas las enseñanzas del Diario y nos da el objetivo de la Llama de Amor.
http://fundacioncorpuschristi.org/

lunes, 23 de mayo de 2016

La Llama de Amor es una “escuela práctica” de vida cristiana

Por: Padre Sergio Hernández Ochomogo - Mayo 21, 2016

El Diario Espiritual de la Llama de Amor y la misma vida de Isabel Kindelmann son una “escuela práctica” de vida cristiana. María Santísima nos enseña a enfrentarnos al enemigo de nuestra salvación para vencerlo con la Llama de Amor de su Inmaculado Corazón.
El Diario no es un tratado de Demonología en el que se nos habla del Demonio o de los demonios. No es un estudio sobre el exorcismo. No es un recetario de oraciones de liberación.  Es algo así como una “escuela” en la que vamos aprendiendo lo que ya se nos ha dicho a saciedad en la Palabra de Dios, en la enseñanza tradicional de la Iglesia, en la vida de los santos, en la piedad ancestral de nuestras comunidades. Lo que vamos descubriendo en la vida de Isabel  lo encontramos de una u otra manera reflejado en la nuestra de cada día.
Si bien todo está ya dicho, hay algo nuevo, original en la Llama de Amor. Es la proclamación “para hoy”  de la promesa del Génesis:Ella te aplastará la cabeza. Es la visión de la Mujer del Apocalipsis 12 que sufre los dolores del parto por los innumerables hijos que el Dragón Rojo está devorando y que recurre al Cielo y a nosotros sus hijos para que lo enfrentemos y derrotemos con su “Nuevo Instrumento”.
Al leer la vida y obra de Isabel Kindelmann conviene que vayamos examinando las alusiones a Satanás que van apareciendo página tras página del Diario. En las 322 páginas (edición de Costa Rica) he localizado alrededor de 170 alusiones directas al Demonio. Por cada dos páginas nos encontramos una mención directa de  Satanás o una alusión a su persona y a su acción. Esta abundancia nos hace comprender cuán  importante es en el mensaje  de la Llama de Amor el tema de la acción diabólica. De hecho, como lo hemos dicho en otro comentarios, el mensaje central del Diario no es el Demonio sino Jesús. Él es la Llama de Amor del Inmaculado Corazón de María.
Sin embargo es importantísimo valorar la parte que le corresponde al mundo de las tinieblas en la vida de Isabel. En una obra maestra el pintor, para hacer resaltar los tonos luminosos, utiliza los tonos oscuros. No comprenderíamos el mensaje de Jesucristo, ni las intervenciones  de María Santísima, ni nuestra propia conducta sin la existencia y acción del Maligno  y los suyos.
Desde los primeros párrafos del Diario aparece el Demonio: “El enemigo malo me molesta continuamente” (p19). Isabel está en una grave crisis. El continuo trabajo, la fatiga de su condición de viuda, madre de seis pequeños y obrera a tiempo completo han minado su vida espiritual y la llevan a la depresión. “Una sequedad terrible consumía mi alma” (p21) “La asaltan pensamientos terribles”. “La falta de fe enturbiaba toda mi clarividencia.” Piensa que todo lo que le pasa es ilusión. Experimenta la confusión.
Gran incertidumbre. “Así se inició una gran lucha en mí. Imploraba a Dios. Algo indescriptible; no encuentro palabras para expresar la lucha espiritual que comenzó en mí. La lucha era larga, espantosa, se me crispaban los nervios”(p19) 
El Señor le habla a Isabel.  “Hace tanto tiempo que te esperaba”. “Mira mi rostro desfigurado y mi cuerpo torturado…Cree en Mí y adórame”.  El Señor le pide que renuncie a si misma. A su propia voluntad. “Lo único que tiene valor ante mis ojos es que te entregues enteramente a Mí con absoluta confianza” .
Vivir en la más grande humillación. La terrible lucha dura tres años (p21).  El Demonio interfiere en su oración.  Trata de infundirle dudas en contra el amor de Jesús y su poder.  Jesús le pide: “entrégate por completo a Mí. Sé humilde y pequeña. Ayuna a pan y agua los jueves y viernes. Pasa cuatro horas en Mi divina presencia. Ofrece reparación por las muchas ofensas que he recibido. Tienes que quitar todo lo que en ti se inclina al mal” (p34).
Isabel va recuperando su vida espiritual. La conversación íntima con el Señor la fortalece. “Te voy a dejar sufrir en una gran sequedad. Diferentes tentaciones te van a atormentar. Dirígete a nuestra Madre .Ofréceme reparación y consuélame. No te canses nunca de contemplar mis santa llagas. Ofrécete al Eterno Padre, vive con la Santísima Trinidad”.
En el plan de Dios la acción del Demonio sobre Isabel tiene una finalidad: su santificación.  Aquí tenemos una gran enseñanza: Dios permite la tentación para darnos la oportunidad de manifestarle nuestro amor y que podamos crecer espiritualmente.  Jesus la invita: “en las tentaciones refúgiate bajo el manto de nuestra Madre. Ella te defenderá del maligno que continuamente te molestará (p33). Entonces comienza a sentir que que el maligno “ya no la confundía tanto y su alma comenzaba a sentir alivio (p32). La intervención de María obtiene para Isabel en medio de las fortísimas tentaciones defensa y alivio. El Señor no suprime la tentación pero al lado de Isabel coloca a su Madre Santísima como protección y alivio. ¡Dirígete a nuestra Madre!
Podríamos decir que, en resumen, la enseñanza del Diario Espiritual: “Yo el rayo hermoso de la Aurora, cegaré a Satanás”.  Todos sin excepción estamos sujetos a las tentaciones del maligno. Por muy fuertes que sean el Señor pone a nuestra disposición su gracia y la poderosa intercesión de su Madre.
http://fundacioncorpuschristi.org/

jueves, 14 de enero de 2016

miércoles, 13 de enero de 2016

martes, 4 de agosto de 2015

miércoles, 4 de marzo de 2015